jueves, 22 agosto 2019

El crecimiento del crowdlending en España es imparable

Share This

  • linkedin
  • google+

El crowdlending se enmarca dentro de la tendencia global de la desintermediación bancaria. Los consumidores quieren opciones a la hora de elegir a sus proveedores financieros.

En los últimos tiempos, si abrimos las páginas de los periódicos, nos encontraremos diariamente con artículos relacionados con el fintech. Además, no es complicado encontrar a gurús y analistas que vaticinan que el fintech le comerá su parte del pastel a la banca.

Nosotros estamos convencidos que el fintech crecerá enormemente porque es un complemento a la banca y a las personas nos gusta tener alternativas. No obstante, de la misma manera que el comercio electrónico no ha acabado con el comercio tradicional, el fintech no acabará con la banca.

Dentro del espectro del fintech, hay un amplio número de verticales como pueden ser medios de pago, crowdlending, intercambio de divisas… En definitiva, todos aquellos servicios que prestan las entidades bancarias.

El crowdlending se enmarca dentro de la tendencia global de la desintermediación bancaria. Los consumidores quieren opciones a la hora de elegir a sus proveedores financieros. Asimismo, estos nuevos competidores beneficiarán a los consumidores, ya sea en precio o en servicio.

Otro aspecto relevante, es el hecho de que estos nuevos agentes no están sujetos a la misma regulación que los bancos. Por tanto, pueden aprovecharse de las restricciones que tienen las entidades bancarias y moverse en dirección distinta a ellas.

Además, los bancos utilizan criterios de riesgos homogéneos, por lo que para las nuevas plataformas puede resultar sencillo ocupar nichos de mercado cuyas necesidades no se ven cubiertas satisfactoriamente por la banca tradicional.

Atendiendo a la evolución reciente del flujo de crédito en España, se observan dos fenómenos.

Por un lado, el crowdlending supuso 6,5 M€ de financiación en 2014, un 850% superior al año anterior. Mientras que por otro lado, el volumen de préstamos nuevos de los bancos ascendió a 418.185 M€ (según BBVA Research) en 2014, un -5,8% inferior al año anterior. No entendemos que este descenso del crédito bancario sea una tendencia, sino una respuesta al exceso de apalancamiento que presentaba la economía española previa a la crisis, que ha obligado a las empresas a reducir su apalancamiento. En cambio, sí creemos que la tendencia en el crowdlending es imparable por dos motivos.

Primero, en las economías desarrolladas siempre habrá demanda de crédito. Si tenemos en cuenta que el dinero es un bien con escasa diferenciación, a los consumidores la fuente de procedencia del dinero no les importará.

Segundo, actualmente hay un flujo de capital privado, buscando mayores rentabilidades, hacia plataformas de crowdlending lo cual fortalece su capacidad de adquisición de clientes y su capacidad para prestar dinero. Por tanto, desde el lado de la oferta existe un fuerte incremento que inevitablemente se traducirá en un crecimiento de la demanda.

Por tanto, teniendo en cuenta que desde el lado de la oferta existe una fuerte inversión para crear el mercado y que el dinero es un bien indiferenciado, esperamos que el crecimiento del crowdlending sea imparable en los próximos años.

Por supuesto, el crowdlending se enfrenta a grandes retos y los bancos están dispuestos a pelear por su terreno. Pero en un escenario ideal, creemos que no es un juego de suma cero, y que la suma del crédito concedido por bancos más la suma del crédito concedido por las nuevas plataformas, será mayor que el flujo actual de crédito.

El crecimiento del crowdlending en España es imparableEl crecimiento del crowdlending en España es imparable
Autor
Fecha
Tags