martes, 21 noviembre 2017

Crowdlending, la financiación de la gente.

Share This

  • linkedin
  • google+

Esta opción a los tradicionales créditos bancarios es una manera de invertir cada vez más interesante para las pymes.

Podríamos decir que la diversificación es la palabra clave. Si para cualquier empresario la distribución de sus productos, clientes o proveedores es lo ideal para evitar las situaciones de riesgo, debería ser igual con la financiación. No es suficiente tener líneas de crédito con varios bancos. La crisis debe haber servido para que aprendamos que esta no es la solución.

Somos un país con fuerte tradición bancaria, por lo que cuando pensamos en financiación solo pensamos en la bancaria. Los países más avanzados desde el punto de vista económico, siempre buscan complementar su financiación bancaria con otra alternativa. Esto podemos verlo en las pymes de Estados Unidos y Reino Unido con cuotas de hasta el 70% y en otros países como en el caso de Francia o Alemania supone el 50%, en nuestro país no alcanza ni el 10%.

La financiación por otra vía

Cuando se habla de financiación alternativa se habla de la que llega fuera de la tradicional vía bancaria. Existen muchos términos para referirse a ella como crowdlending, crowdequity, private equity, business angels, venture capital, etc.

El crowdlending es un buen complemento a la financiación mediante el banco, por hacer comparaciones, podríamos decir que la mecánica que utiliza es parecida a la búsqueda de fondos de cantantes o artistas para sacar adelante un proyecto, pero con unos pasos algo más complejos a la hora de ponerse en marcha.

Se tienen que poner en contacto muchos inversores, tanto particulares como profesionales, con pymes o personas que precisen de un préstamo, todo en una plataforma online. A estas herramientas innovadoras se les llaman Fintech (“Fin” de financiación y “Tech” de tecnología).

Ventajas para inversores

Los inversores ven en este sistema muchas ventas, siendo un activo financiero en el que poder colocar su dinero, con rentabilidad correcta, riesgo moderado y con independencia de los mercados y que da sin lugar a dudas, la posibilidad de invertir en economía real, la de las empresas que crean empleo para su país.

Ventajas para las pymes

Para las empresas de tamaño pequeño o mediano una ventaja importante es la transparencia, un sistema que permite que se puedan saber las condiciones relativas al préstamo y sin la tan controvertida letra pequeña.

Los préstamos se formalizan rápidamente, una ventaja bastante evidente del crowdlending si lo compramos con los bancos. En 1 o 2 días puedes saber si la plataforma aprueba la solicitud de préstamo, que puede ser financiado de manera completa por los diferentes inversores en un plazo medio de 15 días. No existe la venta cruzada, las plataformas de crowdlending solo venden préstamos, por lo que no se encarece la financiación con otros productos.

Elección de la mejor plataforma

Para tomar la decisión de apostar por la mejor plataforma para nuestros intereses tienen que contar con los siguientes parámetros:

  • Buen equipo: Lo cual determina que se puedan financiar empresas con una alta probabilidad de devolución de los préstamos. El equipo encargado de la tecnología tiene que garantizar la rapidez y seguridad de los datos. El de inversión tiene que conseguir captar inversores para mantener el músculo financiero y el equipo comercial deberá atraer buenas pymes para que usen el crowdlending.
  • Volumen de operaciones: Es importante cara a darnos una idea de la fuerza financiera que tiene la empresa y del número de empresas que confían en la plataforma.
  • Nivel de impagados y recobro: Si el volumen lo ha conseguido mediante los impagados no es un buen dato, una buena plataforma tienen que tener un nivel de impagados bajo y servicio de recobro.
  • Homologación por la CNMV y acreditación: La ley del crowdfunding es bastante actual, siendo aprobada en abril de 2015, las plataformas están en proceso de homologación, cuando finalice el proceso estarán bajo supervisión de la CNMV y del Banco de España.

 

 

 

Crowdlending, la financiación de la gente.Crowdlending, la financiación de la gente.
Autor
Fecha