jueves, 22 agosto 2019

Crowdlending: definición.

Share This

  • linkedin
  • google+

El mundo del "Crowd" tiene distintas variantes que conviene aclarar

El Crowdlending en España está creciendo a pasos agigantados como modelo de financiación alternativa. Sin embargo, no es el único modelo con el que podemos plantearnos financiar una empresa al margen de los canales tradicionales. Existen otras figuras como el Equity crowdfunding que conviene reconocer en cuanto a similitudes y diferencias con el Crowdlending.

Partimos de una misma base en ambos casos, y, de hecho, en muchos de los modelos de financiación alternativa actuales: poner en contacto a personas con interés en invertir con personas que buscan inversión para sus proyectos ( o necesidades financieras personales)

Para entender bien como se desenvuelven ambas opciones es interesante partir de un concepto origen que puede ser común: el Crowdfunding.

Cuando se hace referencia a Crowdfunding en España vemos como este modelo de financiación de proyectos ya se ha asentado en el tiempo y, sin duda, se ha convertido en una referencia. En este modelo que busca financiar un proyecto determinado, se ofrece  al inversor o donante una recompensa generalmente relacionada con el propio proyecto: acceso privilegiado, recompensas materiales exclusivas, etcétera.

Es cuando este tipo de relación da un paso más allá y se plantea que el inversor reciba una retorno  no basado en una relacionada directamente con el proyecto si no en forma de rentabilidad, cuando empiezan a surgir otros modelos como el Crowdlending.

Crowdlending

 

El Crowdlending se basa en un modelo de economía colaborativa en la que se comparten recursos. Estaríamos ante una manera de búsqueda de financiación alternativa que puede permitir poner en contacto a personas que buscan financiación con personas que buscan obtener una rentabilidad para su dinero.

La diferencia fundamental con los modelos de financiación tradicionales de la banca es la eficiencia en la distribución de estos préstamos. Los costes resultan inferiores para quien solicita la financiación mientras que, para quien realiza la inversión, la rentabilidad suele ser mucho más interesante que la media de mercado. No digamos ya si comparamos esta rentabilidad con la propuesta de renta fija de las entidades financieras en la actualidad.

No existe un único modelo de Crowdlending. Por lo que encontraremos aquel que se basa en los préstamos entre personas, destinados fundamentalmente a lo que en el mercado tradicional de préstamos denominaríamos como préstamos al consumo. Mientras que, por otro lado, estamos ante un modelo que ofrece un canal de financiación para las pequeñas y medianas empresas muy atractivo por las condiciones que ya hemos citado.

Todo esto sin olvidar que el modelo de estructura y de comercialización del Crowdlending en España forma parte de la corriente, ya imparable, de la tecnología aplicada al mundo de las finanzas personales y profesionales.

Equity crowdfunding

Como veíamos el Crowdlending para financiar pymes resulta ser un modelo más que adecuado e interesante. Dentro de este concepto de economía colaborativa y financiación colectiva, aparece el Equity Crowdfunding como otro canal de financiación para empresas basado en los mismos principios.

Existen diferencias notables entre el Crowdlending y el Equity crowdfunding pero la principal es el beneficio que obtiene el inversor. Si en el primer caso se busca una rentabilidad de la inversión de manera similar a lo que buscaríamos en cualquier activo donde invertimos, en el segundo caso esta rentabilidad se basará en la evolución del valor de las acciones de la empresa en la que invertimos.

El Equity crowdfunding se basa en la liberación de participaciones societarias de la empresa que quedan a disposición de los inversores. Se trataría de proponer al inversor la participación en el capital de la empresa, y, que el retorno de su inversión se transforme en participaciones en la firma, beneficios, rentas o acciones. La empresa busca una participación colectiva de socios para conformar el capital que necesita.

En este caso, se reparte el riesgo en la participación societaria, y se facilita el acceso al capital gracias a la participación colectiva.

Dos modelos diferentes de financiación participativa, ambos con las mismas raíces pero con particularidades propias como hemos visto.

 

 

 

Crowdlending: definición.Crowdlending: definición.
Autor
Fecha
Tags