jueves, 17 agosto 2017

¿Buscas activos al 8% con volatilidad 0%? Crowdlending.

Share This

  • linkedin
  • google+

En un entorno de bajas rentabilidades y altas volatilidades invertir en crowdlending es una alternativa muy inteligente.

La crisis económica nos acompaña desde 2008 en nuestro día a día y, aunque parece que algunos indicadores macroeconómicos nos dan un respiro, lo cierto es que no se ve reflejado en las rentabilidades de productos financieros, tanto de renta fija como de renta variable, a pesar de las altas volatilidades que, por lo general, registran. Visto lo visto, ¿qué alternativas se nos presentan?

Teniendo siempre en cuenta el binomio rentabilidad-riesgo, es decir, a igualdad de riesgo exigir mayor rentabilidad o a igualdad de rentabilidad exigir menor riesgo, aparece un concepto novedoso en nuestro país -en países anglosajones como Estados Unidos y Reino Unido está bastante más desarrollado-; éste es el crowdlending. El crowdlending es una forma de crowdfunding que lo que hace es tratar de cuadrar los flujos de caja de prestatario y prestamista, beneficiando a ambas partes. En definitiva, se trata de que ganen los dos. Por el lado del inversor, aprovecha el poder obtener una mayor rentabilidad en un determinado plazo en el que su liquidez está ociosa y, por el lado del que se financia, diversificar sus fuentes de financiación a una menor TAE que la que el banco le ofrece en ese mismo plazo y, desde luego, con mayor agilidad. 

Partiendo de la base de que no hay rentabilidad sin riesgo, en el entorno actual de bajas rentabilidades y altas volatilidades, el crowdlending surge con fuerza y aumenta cada año tanto en cantidades de préstamos y volumen de dinero prestado como en plataformas de financiación participativa (PFP). El crowdlending aporta una mayor rentabilidad ofreciendo la diversificación en pequeñas participaciones de muchos préstamos como herramienta para disminuir el riesgo de la inversión (efecto portfolio). De esta forma, según datos del Banco de España, el Ibex35 tenía una rentabilidad acumulada del -7,2% en 2015 con una volatilidad media del 22,3%, el Latibex repercutió una rentabilidad del -39,5% con una volatilidad media del 31,7%, y lo mismo ocurre con otros índices como el FTSE100 de Londres (rentabilidad del -4,9%) o el DowJones de Nueva York (-2,2%). Asimismo, si nos fijamos en la renta fija, aunque con una volatilidad menor, ocurre lo mismo, llegando incluso a rentabilidades negativas (-0,03% en 2015) en las letras españolas a 12 meses.

Así, mientras la rentabilidad media de los productos financieros más tradicionales se situó muy baja, inclusive negativa, con una volatilidad media elevada, el crowdlending se comportó totalmente a la inversa: con rentabilidades acumuladas superiores, llegando incluso al 8%, y volatilidades entre el 0 y el 1%.

En definitiva, teniendo siempre en cuenta el binomio rentabilidad-riesgo, el crowdlending es en la actualidad una alternativa muy atractiva para los inversores que pretenden obtener rentabilidades positivas a riesgos más bajos de lo habitual.

¿Buscas activos al 8% con volatilidad 0%? Crowdlending.¿Buscas activos al 8% con volatilidad 0%? Crowdlending.
Autor
Fecha
Tags